Cada vez se usa más la calefacción, ventilación y aire acondicionado para gestionar la temperatura y la calidad del aire, tanto en edificios residenciales como comerciales. Durante el proceso de perfilado usamos una cinta de acero máxima de 1000 mm de ancho. Los perfiles facilitan la instalación, control y mantenimiento para el instalador. 

 

Una amplia gama de aceros en diferentes calidades y acabados de alta calidad con un revestimiento en polvo garantizan una protección óptima contra la corrosión de acuerdo a la normativa ambiental vigente.